El paciente que nos visita y que nos consulta por una punta ancha, con escaza forma y definición, y además de eso tiene una giba dorsal, se ven muy beneficiados con la técnica de rinoplastia abierta donde podemos tratar la giba, disminuir el ancho de la nariz en su dorso y finalmente concentrarnos en la puna nasal para refinarla y angostarla, generando una mejor definición.
El caso que presento aquí, consultó por estos motivos y se muestran los resultados a los 9 meses post operatorio con las mejoras mencionadas.
Nótese que pasados 9 meses de la intervención la cicatriz de la base nasal ya es casi imperceptible (vista basal).