Si nos referimos a la etimología de la palabra, rinoplastia significa “forma de la nariz”.  Se supone que al hablar de “forma” aludimos a la parte estética, a lo armónico y equilibrado y sin duda, rinoplastia significa lo antes citado. En la actualidad, el vocablo abarca el cómo llegar a una forma correcta de la nariz y no se queda solo en lo estético sino también en la resolución de problemas del buen funcionamiento nasal. En síntesis, rinoplastia es una intervención quirúrgica poniendo en primer lugar lo estético y sin dejar de lado la septoplastia (patologías nasales). Cuando se ponen ambas en práctica, hablamos de rinoseptoplastia.

Haciendo clic en este enlace puedes ver mas casos de rinoplastia en nuestro Centro

En el siguiente video te contamos los diferentes tipos de rinoplastia que existen.

Rinoplastia funcional o rinoseptoplastia

Aclaremos un poco más estos términos: cuando por ejemplo se debe solucionar una nariz obstruida, ya sea por una tensión o desviación del tabique nasal cuyas causas pueden ser muchas (ya sea congénita o adquirida, quebraduras de tabique por golpes, etc.) hablamos de septoplastia. La rinoplastia y la septoplastia son procedimientos quirúrgicos diferentes pero tranquilamente pueden realizarse juntas en la misma operación, si esto ocurriera ya hablaríamos de rinoseptoplastia o rinoplastia funcional (septoplastia y rinoplastia en un mismo acto quirúrgico).

La otorrinolaringología

A principios del siglo pasado, el otorrinolaringólogo realizaba la septoplastia (resolución de problemas funcionales, así como hipertrofias de cornetes u otras obstrucciones endonasales) mientras que la rinoplastia la realizaba un cirujano plástico; hoy hablamos de una cirugía integral de la nariz (resolución de problemas funcionales, reconstructivos y estéticos). En el presente, la otorrinolaringología es la especialidad médica que resuelve los problemas de la nariz teniendo en cuenta todos los aspectos antes mencionados.

La nariz y su anatomía

La nariz no es solo lo que se ve exteriormente: una pirámide en el centro de la cara. Es una cavidad profunda, compleja y amplia con conexión a muchos otros sistemas. Pero, vamos a explicar lo que todos vemos: lo externo. Para simplificar las cosas podemos decir que es una estructura tridimensional de forma piramidal construida por un esqueleto óseo o bóveda formado fundamentalmente por huesos propios de la nariz y articulados en la parte superior al hueso frontal e inferiormente a las apófisis ascendentes del maxilar superior y también la compone otra parte cartilaginosa formada por cartílagos laterales nasales, dos inferiores (cartílagos alares) y dos superiores y por último, tenemos el tabique nasal o septum formado por una parte ósea posterior y superior llamados huesos vómer y etmoides y otra cartilaginosa anterior e inferior. El tabique nasal se encarga de mantener la forma y la función de la nariz.

Lo que todos vemos es lo que importa

La rinoplastia estética tiene una aceptación social muy amplia, sobre todo en los jóvenes que no dudan un segundo en someterse a una cirugía si algo de su cuerpo, y sobre todo en el rostro, no coincide con lo que quieren ver en el espejo. En otra ocasión (ver ¿Cuál es la nariz perfecta?) ya se habló de cómo se puede dividir la pirámide nasal en tres tercios para fines estéticos y en cinco zonas desde el punto de vista funcional.

nariz previo a una rinoplastia
nariz posterior a una rinoplastia

 

Lo previo a la cirugía

Este paso es importantísimo. Siempre decimos que “oir es mejor que hablar” y que Dios no nos dio dos oídos y una boca porque sí, sino con una finalidad: aprender a escuchar. En estos casos, más que nunca, hay que poner en práctica esta consigna. El cirujano, en una o varias consultas, debe escuchar y no oir, esta sutil diferencia es fundamental, los deseos y expectativas del paciente con respecto a su nariz; se investigará la patología naso – sinusal o de otro tipo mediante el interrogatorio, se realizará la exploración física y la tomografía de nariz y senos paranasales, indispensable en la mayoría de los casos; luego se hará un análisis fotográfico y por último se le presentará al paciente el plan quirúrgico. A seguir, el cirujano enviará al paciente al anestesiólogo para su evaluación prequirúrgica. Es necesario tener en cuenta que para evitar futuras reintervenciones se debe solucionar tanto lo estético como lo funcional en una misma cirugía (rinoseptoplastia o rinoplastia funcional). En esta etapa también se acuerdan los honorarios médicos y los demás gastos generados por la cirugía (derechos de quirófano, honorarios del anestesiólogo, etc.). A la operación el paciente debe presentarse con un ayuno de al menos ocho horas, con ropa cómoda, sin joyas ni maquillaje y deberá evitar el consumo de medicamentos o sustancias que puedan alterar la cicatrización o generar un sangrado mayor de lo habitual (analgésicos, aspirinas, Ginseng, Ginkgo Biloba, Vit. E, entre otros).

La operación de nariz: características generales

Las técnicas han avanzado mucho. La rinoplastia se puede efectuar de tres formas: una rinoplastia abierta (Rethy), la cual permite una exposición y visualización completa del esqueleto nasal pero deja una pequeña cicatriz en la base de la columela y tiene mayor edema postoperatorio, esta se utiliza si es estrictamente necesario por causas como: operaciones previas, a lo que se denomina rinoplastia secundaria o rinoplastia revisional o patologías complejas donde se necesita una exposición más prolongada del esqueleto nasal. Otra forma es la rinoplastia cerrada (Joseph), la cual se prefiere a la anterior ya que todas las incisiones son endonasales y no presenta cicatrices externas. La tercera forma (Bonnano, Calson y Convers) es la de elevar las estructuras cartilaginosas para reconstrucciones óseas de la cara o bien la disección completa de las estructuras nasales si la problemática es más compleja. Son los abordajes menos comunes por via bucal. La elección de las diferentes formas de abordaje dependerá de los casos que haya que solucionar. Las cirugías modifican la punta nasal en su forma, rotación y proyección; modifican el dorso nasal aumentándolo, disminuyéndolo o alineándolo teniendo en cuenta siempre la función óptima, por ej.: modificación de la forma y tamaño de los cornetes inferiores cuando estos generan obstrucción (turbinoplastia).

El después a la cirugía de nariz

Terminada la intervención no se colocan tapones en la generalidad de los casos, salvo en especiales situaciones de sangrado u operaciones muy complejas que necesitan tutor. Si fueran necesarios, estos tienen un conducto en el centro los cuales permiten al paciente respirar normalmente; manteniendo la estabilidad de la pirámide nasal y evitando un posible sangrado; se retirarán a partir de las tres horas posteriores a la intervención y como máximo a los cinco días. Sobre el dorso y la punta nasal se colocan una férula y un vendaje que preservan los cambios realizados en la cirugía y se retirarán a los siete días aproximadamente. El paciente será dado de alta seis horas después, se deberá mantener un reposo intermedio, prácticamente no se siente dolor solo la molestia de tener la nariz obstruida los primeros días. Se debe ingerir mucho líquido, por la sequedad en la garganta ya que se respira por la boca y se tomarán analgésicos comunes y demás medicamentos prescriptos por el médico. Deben alimentarse normalmente y no realizar grandes esfuerzos en los primeros días; eso sí, si quieren estar bronceados, lamentablemente la nariz va a ser la excepción: hay que usar pantalla total para evitar manchas que pueden quedar en los edemas.

Elección del cirujano para tu rinoplastia

Cuando te vas a realizar una rinoplastia, la tarea más importante que tienes en ésta etapa, es la elección correcta del cirujano en quien vas a confiar tu nariz y tu rostro, por eso que el mejor consejo que podemos darte es que realices consultas personales para quedarte con el cirujano que te brinde la mayor confianza.  No solo debes evaluar el valor monetario, sino que fundamentalmente debes analizar la experiencia que tiene el cirujano, la cantidad y calidad de casos tratados, la preparación académica, los cursos y Congresos que realiza, el respaldo de asociaciones afines a la que pertenezca, testimonios de otros pacientes y sobre todo, la confianza que te brinda luego de que tengas una consulta personal con el médico. Ten en cuenta que la rinoplastia es una de las cirugías más difíciles de las estéticas ya que no solo requiere un profesional muy bien preparado y con experiencia, sino que también una buena porción de «arte», para que luego de la operación de nariz, ver la nariz que se adapte naturalmente a tu rostro, y como te decimos siempre, quede armónicamente bella a tu cara y NO se note que ha sido operada.

Hemos realizado un resumen completo acerca de la Rinoplastia, pero si te queda alguna duda o quieres conocer algo mas al respecto, solo tienes que escribirnos a consultas@drmonsalve.com o completando el siguiente formulario:

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Tu Teléfono

¿Desde dónde nos estas consultando? (Ciudad, Provincia o País)

Tu Mensaje